Thursday, February 2, 2017

Y el fantasma dijo miau

"¿Qué miras tan atento? ¿Hay algún fantasma?" Ajeno a mis palabras Epi permanece con la mirada fija en el techo. Ni pestañea. Ojos como canicas verdes que resplandecen de curiosidad y sorpresa.Ahora ladea la cabeza, parece que el fantasma se está desplazando hacia la derecha y ha bajado un poco de nivel. "¿Es bonito Epi? ¿Sabes quién es ( o fue )? ¿Cómo se llama?" De repemte gira bruscamente la cabeza y salta de la silla a la mesa persiguiendo al supuesto ente venido del más allá. Baja y corre detrás de "eso" y se detiene en la puerta. Está un poco asustado. Me lanza una mirada inquisitiva que la traduzco como un "¿sabes qué era eso?". "Epi,tu actitud me está acojonando más que este libro de Stephen King. Suerte que este día leí en la red un interesante artículo que explica que los gatos veis espectros de luz que son imperceptibles para el ojo humano. He aquí la razón por la que a veces os quedáis embobados mirando aparentemente a la nada. Claro que si pienso en tus antecesores, Epi, en algunos de los gatos que tuve...Esos si que me hicieron vivir algún que otro episodio paranormal. Si, prometo contártelo otro día. No, no te equivoques, no creo en fantasmas, aunque ya te digo que he tenido alguna experiencia "rarita". Si te digo la verdad me gustaría que existieran. Nos confirmaría que hay vida más allá de la muerte. ¿No te parece? Ahora te reirás pero una vez le pedí a un gato que se estaba muriendo que si había algo detrás del arco iris me enviara alguna señal. Lo mismo que pactaron el mago Houdini y su esposa. ¿Me estás escuchando Epi? ¡Qué haces! ¡No te comas la bolsa de plástico! Mi minino cazafantasmas ya se ha olvidado de su presa invisible y yo vuelvo a sumergirme en el texto de "El Resplandor". Confieso que es mi primera lectura del maestro del terror. He girado las 600 páginas casi sin darme cuenta. La historia me ha enganchado pero no me ha aterrorizado como esperaba. No he sentido ese escalofrío en la espalda que me causaron otras lecturas que curiosamnete no pertenecen al género de terror como "Cumbres Borrascosas" ( Inolvidable aquel Let me in "Déjame entrar") o algún pasaje de "Jane Eyre". Ay, mis queridas Brontë.
Interrumpo la redacción del post y hablo por teléfono con mi madre. Dice que el televisor hace cosas raras, como encenderse y apagarse solo. "Mamá, eso será que has dejado el mando a distancia apuntando al aparato y ya sabes que no anda muy fino. Se habrá atascado alguna tecla. Pon a Epi frente a la pantalla para descartar que se trate de un poltergeist." 
Post inspirado por la lectura de este artículo: Do cats see ghosts? https://www.thedodo.com/do-cats-see-ghosts-2197881469.html

6 comments:

Aivic said...

Jajaja, esos momentos cuando tu mascota te hace pasar más miedo que cualquier peli de terror. Cuando estaba en España, si me quedaba sola, mis perretes me hacía compañía. Más de una vez se han puesto a ladrar a la supestamente nada en el pasillo, a gruñir como si hubiera un extraño. Experiencia paranormales no he tenido, pero si parálisis del sueño y mi cerebro me ha hecho ver cada cosa.Brrrr... no quiero ni recordarlo.

Besos!

chema said...

bueno, creo que los gatos tienen un espectro auditivo más amplio que los humanos, y si es así pueden escuchar sonidos de una frecuencia que nosotros no captamos.
esta explicación puede tranquilizarte o asustarte más todavía, según cómo se mire. :D

Mi Álter Ego said...

Cuando yo era soltera Luhay se pasaba largos ratos mirando a la nada en mi antiguo piso. A veces se asustaba muchísimo (y me asustaba a mí, de paso). Lo peor es que en ese piso sí pasaban cosas raras y que cuando nos mudamos dejó de hacerlo. Un poco de yuyu sí que da. Besotes!!!

Geno said...

Así que ¡eso es lo que hacen cuando se quedan como idos! Yo no tengo gatos pero sí he visto a los de mis amigas en esa actitud. La próxima vez que coincida con alguno le preguntaré :-D

Holden said...

Ojalá mis gatos vieran fantasmas como el tuyo, aunque los identifico más con ese episodio comebolsas. Malditos animales, si es que son una patata y un genio de l mal frustrado por no tener pulgares más que gatos.

Es curioso: es la segunda vez que leo lo de Houddini y su esposa hoy. Si me muero, como eres la única que lo sabe, di que las señales intentaron advertirme pero las ignoré como solo los zorros sabemos ignorar. Ja.

Pilar Bernal Maya said...

ahahaha qué post tan divertido
bsits guapa
=)
New post in my Lifestyle Blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...