Sunday, December 6, 2015

Blackie,Banyoles,Bailén

Te conocí tarde y no sabía que eras famoso pero al contrario de lo que me ocurre a veces cuando me cruzo con celebrities, enseguida me percaté de tu presencia. Esa mirada profunda y ese pelo revuelto encanecido, que no hacía más que acentuar tu porte majestuoso, provocaron un vuelco en mi corazón, Hacía pocos meses que había perdido a mi adorado gato Nicky y la idea de adoptar a otro gato negro rondaba por mi mente pero antes quise asegurarme. "¿Está abandonado este gatito?";"¡No, es  Blackie,el gato de la copisteria de al lado! Le gusta pasar largos ratos sentado en esta esquina viendo la vida pasar"  No negaré que sentí un poquito de pena por no poder tomarte en brazos y regresar a  casa como una colegiala "Mira mamá, a quién he encontrado"  y mucha satisfacción a la vez, al saber que eras un gato muy querido en casa y en el barrio. Desde aquel entonces, siempre que caminaba entre las calles Bailén y Banyoles y te veía allí con tu solemne pose de vigilia, ralentizaba el paso para observarte y sonreía (si es que los animales sacáis lo mejor de mi).
El sábado pasado no estabas en tu esquina. "Ay, qué lástima, hoy la imprenta está cerrada". Al acercarme vi pegado a la puerta el artículo que te dedicaron en El Periódico de Catalunya" esta primavera y al lado un cartel que no hubiera querido ver: "Adéu Blackie (...)" Un hermoso y emotivo texto que nos hacía saber que ya no volveríamos a verte en tu esquina...
                                                  Blackie, barcelonés ilustre  
                                             Foto: El Periódico de Catalunya
Casualidades de la vida, Blackie; mañana hará quince años que mi madre y yo salimos a comprar un abeto y regresamos a casa sin árbol, pero con un hermoso gato negro que encontramos abandonado.Diciembre nos lo trajo y Diciembre nos lo arrebató; el día 11 se cumplirán cuatro años de su fallecimiento.No nos pongamos tristes, Blackie. Gracias por haber hecho más humanas las calles de Barcelona durante estos años y a Nicky; gracias por haber iluminado nuestras vidas con la luz de tus ojos verde esmeralda.

4 comments:

chema said...

diciembre de 2011, creo que aún no había descubierto tu blog, aunque no sé si lo llegaste a comentar por aquí. siento tu pena, aunque me ha gustado leer esa bonita historia.
es verdad, hay gatos que puede parecer que están abandonados, pero es que sus dueños les dejan sueltos y nunca se alejan mucho. el verano pasado en el pueblo al que fui vi algún caso así...
besos

Geno said...

Que bonitos que son los gatos negros, como pueden decir que traen mala suerte. Aquí nos das dos ejemplos de que no es así ¿verdad?

Beatriz Manchasdetinta said...

He sido vecina del barrio de gracia desde hace unos años y siempre que pasaba le hacía un par de caricias, con el tiempo se me frotaba y todo el tío.
Ayer vi el cartel y los poemas y me dió una pena tremenda. Hacía tiempo que no lo veía.

R.I.P Blackie. Cuantos secretos se llevará consigo.

Gen said...

Chema, a veces cuesta distinguir a un gato abandonado de uno con casa. Por eso yo siempre pregunto; no vaya a ser que me acusen de "secuestradora felina".
Geno, como ya sabéis soy muy fan de los gatos negros. Esas mini-panteritas tienen algo mágico.
Beatriz, qué ilusión me hace que alguien que conoció a Blackie pase y comente por aquí.
Muchas gracias a tod@s :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...