Sunday, December 9, 2012

Marron Glacé à Bordeaux

Lo que tiene comprar en una tienda poco iluminada. "Lo que era de color marrón glacé dentro se convirtió en burdeos fuera. ¡Pero anda! ¡Si me gusta más!"

6 comments:

Opiniones incorrectas said...

Jeje, ¡no hay mal que por bien no venga!

Candela. said...

Nunca me ha pasado, pero debe ser un punto. Bueno, si te gusta, no hay problema!

AnieB said...

eso me ha pasado ami un ontón de veces, que no entiendo yo, por que narices le ponen esa iluminación a lagunos locales....que es una tinda para comprar ropa, para bailar ya tenemos los pubs o discos no?? ;-)

Besotes
XXX

AnieB

http://thetenementfunster.blogspot.com.es/

chema said...

sí, cuando son colores 'indefinidos', a veces en la calle o en casa se ven ligeramente distintos de como se veían en la tienda... lo importante es que al final sadie está contenta con la compra de todos modos. ;)

Lynn / Melancora said...

Ja, ja, ja, ami me pasó con una falda que era camel y a la luz del día se convirtió en gris. Misterios de la longitud de onda.

Marta Castellanos said...

Jajaja que tipico. Realmente no tiene nada que ver, pero esto me ha recordado a lo que me paso este finde. Estaba de discoteca con un amigo, dejamos los abrigos y bolsos en el suelo y cuando llego la hora de irnos va y dice mi amigo: mi abrigo no está.Era rojo. Y le digo yo, pues llévate este, aunque sea azul. Mi amigo que es muy honrado se negaba...y cuando iba a volver a dejar el abrigo en el suelo, un cambio de luces reflejó que el abrigo era rojo, y por lo tanto el de mi amigo...Jaja, casi lo dejamos ahí.
El caso es que las apariencias engañan...y lo que parece marrón a veces es en verdad rojo, pero mola igual.
Tus dibujos tan geniales como siempre, y tu humor incluso mejor. Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...